¿Quiénes somos?

Somos una familia que habiendo venido a vivir en una zona muy próxima, quedamos fascinados por la belleza y la magia de la naturaleza de este lugar, al punto de no poder alejarnos más de él.

Tal fue el encanto en que nos sumió, que decidimos comenzar un emprendimiento que nos arraigara, que nos otorgara el compromiso de tener que estar y quedarnos, a la vez que un sitio para poder hacerlo; que nos mantuviera atrapados a esta belleza y a la vez nos permitiera disfrutarla durante cada una de las vacaciones de los chicos y descanso de los grandes; que nos proporcionara un lugar adonde reunirnos año a año a disfrutar del contacto familiar, y nos otorgara la posibilidad de volcar nuestro esfuerzo y nuestras energías en encontrar la forma de ayudarlo a crecer y a desarrollarse para recibir a cientos de personas que comenzaban a descubrirlo.

El nombre de nuestras cabañas surgió espontáneamente en dos o tres intentos. “Esto está para alquilar balcones…” decimos allá en la tierra de donde somos oriundos cuando estamos frente a algo realmente espectacular que no nos podemos perder.


Cada uno de nosotros lo dijo al pararnos sobre esta duna y contemplar extasiados toda la franja ancha de la costa hasta el faro del Cerro de la Viuda, la inmensidad del mar, las grandes dunas de arena que se divisaban en todas direcciones, y el tímido poblado que se destacaba contra el mar de rocas de la punta Cerro de los pescadores.

Ya está: ¡BALCONES!


Solo hubo que visitar el lugar en el correr de un día y el resto salió solo: 

¡DEL SOL Y LA LUNA! 


¡Desde el comienzo, nuestras cabañas pretendieron ser realmente verdaderos balcones para poder sentarse a contemplar el espectáculo que brindan el sol y la luna contra el cielo y el mar y la inmensidad del paisaje!!!


Estamos aquí desde que los galpones de los pescadores eran de tabla y estaban en la playa; los varales de los secaderos de bacalao llenaban los espacios entre las casas muy sencillas y los galpones; eran pocas las familias residentes y estaban abocadas exclusivamente a la pesca y a la confección de artesanías. 

Fuimos recibidos con la amabilidad, sencillez y hospitalidad que caracterizó al lugareño desde siempre. 


Hoy nos sentimos muy contentos de haber podido acompañar el crecimiento y el destaque a nivel nacional e internacional en tan pocos años, de este lugar maravilloso con tantas bondades para brindar a todo visitante. 

Continuamos poniendo nuestro corazón y esfuerzo conjunto para brindar más y mejores servicios año a año, contribuyendo a lograr que los turistas encuentren la paz, el sosiego, el deleite y la diversión que vienen buscando.